sábado, 9 de agosto de 2008

Una historia interestelar

- A veces pienso que cada estrella guarda una historia -dijo bajo la manta de estrellas que le arropaba.

- Ahm, ¿pero una estrella para cada persona? Tendría que haber muchísimas más -contestó.

- No hombre, cada estrella guarda una historia para cada persona.

- Entonces, ¿se comparten?

- Algo así. Y cuando conocemos la historia que la estrella guarda para nosotros se apaga.

- Vaya... es un poco triste.

- No, porque surgen nuevas. A mi me parece bonito -añadió, mirando al cielo sin pestañear. Siempre lo he pensado -concluyó.

- Es extraño. No lo sabía.

- Pero hay algunas estrellas que no se apagan y guardan cosas que no se van nunca de allí.

- ¿Cómo qué? -preguntó, tratando de desafiarle.

- No sé; recuerdos, vivencias... ¿y tú? ¿Qué es lo que guardas en tus estrellas?

- Eso no se dice, es un secreto -finalizó con misterio.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Entonces también la propia conevrsación estaba guaradad en una estrella para ser descubierta?

=)

Un bezop

TXETXU dijo...

No sé donde se guardan las conversaciones. Alomejor existe un enorme archivo de conversaciones y surgen de allí. O una especie de almacén de ideas y conversaciones...

¿Quién sabe?

Un beso.

Anónimo dijo...

aecada estrella es un mundo , un mundo de una persona.