domingo, 10 de agosto de 2008

Arrecifes de ensoñaciones

¿Y si descendiese de mis cielos inefables y la liberase de su eterna e insucumbible atadura, en medio de las rocas, en mitad de grandes océanos de dudas? ¿Y si Andrómeda se enamorase de mi cuando la salvase del coloso marino que le acecha y le ofreciese en sacrificio nuestra propia libertad; cual Perseo cabalgando a lomos del caballo alado, Pegaso?
Ensoñaciones, diréis, pero... ¿de qué vivimos los mortales si no? Vuelo, por encima de las afiladas crestas con las que amenaza el mar ahí abajo. Parecen dispuestas a cortar al propio viento, que resuena tras el vuelo de mi blanco y alígero compañero. El viento hace ondear la bandera de la torre más alta del reino de Cefeo y Casiopea, inocente culpable de la condena de la muchacha.
¡Qué monstruo tan implacable! -pienso horrorizado al ver a esa horrible bestia acercandose a la que a partir de entonces será mi predilecta y hermosa enamorada. Un extraño sonido llega a mis oídos a través del viento. Es la voz de ánimo de mi corcel, que me anima a descender a rescatarla; y se entremezcla con los gritos ahogados de la chica, que aterrizan en mi cabeza como un resuello.
Me decido y en menos de un instante vuelo en picado hacia el encuadre que me brindan mis ojos. Pegaso vuela raudo, nunca lo vi volar tan rápido; y de sus alas se desprende una estela brillante que parecen astros. No debo temer, tengo la cabeza de la górgona en mis manos. Sólo debo asegurarme de que ella no la mire directamente, sino quedara eternamente en matrimonio con la húmeda roca; y yo exhausto y vacio. Sin mi morena y bella musa.
En un movimiento veloz consigo hacer mirar a la inerte Medusa directamente a los ojos del titán, que queda convertido en un bello coral, junto al acantilado. Mi Andrómeda cae en mis brazos y me mira con unos vidriosos ojos oscuros... ¿Habrá caído enamorada? Mi Andrómeda, tan bella o más que las Nereidas... Vuelo, rumbo a nuestra Grecia. Ensoñaciones, diréis.

5 comentarios:

Mot dijo...

ensoöaciones digo...cuando soy capaz de soöar despierta leyendo cosas semejantes...


lei todos tus textos... y me parecieron increibles como siempre, o mejores, escritor.


los textos de zamora, muy bonitos :)


un besoo!!

Anónimo dijo...

hola pequenos
como estais??? yo estoz bien os echo mucho de menos tengo mmuchas ganas de vlver, aqui ace mucho frio, no para de llover, ayer nos granizo. no he encontrado un maldito locutorio para poder llamaros pero cuando vea uno os llamo,
txe2 ayer no te pude contestar al msn porque me he quedado sin saldo, inten enviaros un mensaje multumedia que no si llegara, z se me fueron casi mas de 10 eruos.

se me acaba el tiempo del internet cuando este en tierras espaöolas os llamo,


os quiero un besayo a toados mauakkkkkkkkkkk




jooooo que ganas de volver

Anónimo dijo...

Quién fuera adrómeda para caer en los brazos de Perseo...

Ains..

creo que es otra ensoñación...

Loren dijo...

Ya lo había leido y me había gustado mucho. El problema es que casi siempre que me conecto llevo prisa -sí, por mucho que esté de vacaciones- y no me dio tiempo a firmarte. Es muy buen texto.

Un abrazo muy fuerte. Prometo que no volverá a pasar.

Anónimo dijo...

una historia preciosa,

acabo de leer lo que os escribi en escasos 2 minutos porque no me daba tiempo a más XD,


un besazo