miércoles, 27 de agosto de 2008

Mensajes en la madrugada

Había dormido toda la noche con una amplia sonrisa: soñaba con ella, aunque no le ponía cara. La conocía perfectamente, pero a la vez desconocía por completo su identidad. Algo así como una princesa de los sueños, misteriosa. Vueltas en su colchón, en su fantasía se convertían en vueltas junto a su cuerpo. Besó cada rescoldo de piel que descubría su vestido de anchas rayas rojas y negras. Nunca mejor dicho, ella era la mujer de sus sueños; la desconocida dama onírica que tras la sugerente conversación le había amado como nadie antes lo hizo.
Algo le despertó en la oscuridad de la madrugada: su móvil sonaba y cuando leyó su nombre en la pantalla reconoció allí a la desconocida amante del sueño. ¿Cómo no habré caído antes? -murmuró. La llamada se esfumó rápido, ni siquiera dio tiempo a que sonasen los primeros acordes de la canción que avisaba de ella; era una de esas a las que llaman perdidas. Contestó.
Tras un par de minutos sonó el aviso de mensaje recibido. Seguro que era ella, y eso le hizo sonreír aún más intensamente. Lo abrió impaciente y leyó: ¿Quién eres? Mil jarros de agua congelada cayeron sobre su cuerpo, aún ebrio de su perfume. A la mierda con todo -pensó e intentó volver a su quimera...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno de casualidad te encuentro aunque antes ya te encontre..despertaba y estabas ahi con destreza madre de unas lecturas vagas del anonimato y espero tambien que puedas atreverte a saber mucho mas de todo lo que escrives aunque te conosco nada...

**Uxia Romasanta** dijo...

Nunca mejor dicho: "Jarros de agua congelada"

SUNSHINE dijo...

Vaya con la dama onírica =( ¡Qué decepción!

**Uxia Romasanta** dijo...

oohh Graciñas txetxu, me halaga que alguien que escribe bien me diga esas cosas. :)
Yo tambien te envío un beso.
(Voy a ver tu réplica a mi comentario de reflexiones de autobus porque creo que aún no lo he visto. O eso, o memoria de pez)
Biquiños.

**Uxia Romasanta** dijo...

No había visto tu réplica al comentario de trazos negros de tinta china.
Si , es buena idea lo de las reflexiones de autobús. Algún día la llevaré a cabo.
Por cierto, en relación a mi texto de pensamientos estúpidos de una gallega en lisboa, tengo que decir que siempre tuve en la cabeza publicarlo...de hecho, lo tenía en las entradas estas que nunca ven la luz. Después de leer tus observaciones para con la chavalita q dibujaba me decidí...
Qué guay es irse por galaxias desconocidas y soñar un poquito. Al menos eso no te lo cobran.
Besotes.

Mot dijo...

y mira que me meti veces intentando averiguar pistas del amigo desconocido eh! :)
pues pense que comente y no.. asi que.. estoy a tiempo, que mas vale tarde que nunca...

me hace ilusión que aquella pipilla dama onírica (como dice sunshine) se despistara, y te decepcionara, para así, escribir esto tan bonito.

pero mucha mucha!


un besin