sábado, 16 de agosto de 2008

Soldados de Salamina, de David Trueba

La verdad es que me parece un tanto injusto hablar de esta película sin haber escrito antes sobre el libro, de Javier Cercas. Pero bueno, me consolaré pensando que esta es de las pocas cintas que se asemejan a su novela. (Lluis Bonet. La Vanguardia: Logra el reto de verter en imágenes la novela).
Una novelista que ha desistido de su carrera como escritora decide investigar un caso de los últimos días de la guerra civil. El escritor falangista Rafael Sánchez Mazas fue fusilado en una zona boscosa, junto a un pelotón de franquistas, pero logró huir y refugiarse entre los árboles del bosque. Un soldado de los que buscaban a los dos huídos le vio, pero, tras mirarle fijamente durante unos segundos, le dejó escapar y dijo a sus superiores que por su zona no había nadie.
La periodista que protagoniza el film, interpretada por Ariadna Gil, a mi juicio siempre eficaz; intenta averiguar el porqué de esa concesión del miliciano (Alberto Ferreira) a Sánchez Mazas, y la idéntidad de éste, que no se llegó a averiguar. Así, empieza a investigar y consigue hablar con los compañeros del poeta falangista, los llamados "amigos del bosque", que le ocultaron en sus casas, y le ayudaron en su huída. Además de estos, también se pone en contacto con otro gran número de personas que vivieron la historia o conocieron a alguno de sus protagonistas.
La factura de la película es magnífica, con algunas escenas increíbles en el apartado gráfico, como lo son todas las que hacen alusión a la historia antigua; destacando entre ellas la escena del miliciano cantando bajo la lluvia. Además del apartado gráfico, destacaría dos cosas de la película: la escena en la que la periodista lee la historia de Antonio Machado, y la genial interpretación de la guapísima María Botto, en el personaje de Conchi, la amiga de Lola, la protagonista. Esta actriz es genial, como ya demostró en películas como Silencio Roto, por ejemplo.
Para concluir, dejaré la frase que escribió Carlos Boyero, crítico de cine: "Una película admirable que en la parte final me coloca un nudo en la garganta". Si tenéis la oportunidad de verla, hacedlo, sobre todo si conocéis la historia.

1 comentario:

LaPekeñaSerly dijo...

A mi juicio María Botto hace un papel increible, tierno...me encanta. Luego está el miliciano, que participa también en 13 rosas rojas (a ese bodrio le podrías hacer una crítica, porque...en fin que me voy del tema)

Curiosamente has hablado en estos días de dos escenas maravillosas, enmarcadas por canciones, ayer, la de Chavela y hoy, "suspiros de españa".

Me encantan las dos asique no tengo nada que rechistar.

Quizás una pregunta abierta.

¿mejor el libro o la película?