lunes, 2 de junio de 2008

Carta de una desconocida, de Stefan Zweig

Una lectura fantástica sin lugar a dudas. Seguramente es uno de los libros más geniales y más atípicos que he tenido en mis manos desde que mi mente empezó a disfrutar con la literatura. La idea parte de un escritor que recibe una misteriosa carta sin remitente, el día de su cumpleaños. "A ti, que nunca me has conocido", se lee en el encabezamiento como si de un título se tratase.La curiosidad del escritor le hace iniciar la lectura de la misiva, que desde el primer momento muestra extrañas vivencias y hechos sobre multitud de hechos. El escritor, al no especificar la carta remitente, ni dejar claro el destinatario; duda sobre si será una carta para cualquier destinatario que la encontrase o si, por el contrario, estaría escrita exclusivamente para que sus ojos, y sólo los suyos, la leyeran. Pronto lo descubrirá.
La narración de Zweig es magnífica, y llena de sentimiento; como si de él se tratase y fuese el autor real de la carta. Por lo demás, no queda mucho que contar, y no se debe revelar ningún misterio.
Un breve libro que constituye una pequeña maravilla en algo más de 60 páginas, de muy fácil lectura y con una historia realmente genial. Yo, personalmente, lo recomiendo, sin ninguna duda.

5 comentarios:

Pablo dijo...

Si lo pones así de bien habrá que mirarselo. Sigue con tus críticas de películas y libros siempre viene bien estar culturizado, y con cultura de buena calidad.
Un abrazo amigo

Anónimo dijo...

Por qué no dices que la tía..


ESTÁ LOCAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

=)

Loren dijo...

Es preciosa, ¿eh?

Bájate si puedes -yo la dejé y todavía no me la han devuelto- la versión que hizo Max Ophüls. No te vayas a bajar la oriental, que es de hace unos años.

Un abrazo.

Mot dijo...

como serly lo hizo ayer tambien, aceptare la recomendacion cuando termine lo que tengo entremanos! =)


(K)un besin

Trixie dijo...

Tienes amigos cinéfilos, ¿eh? Yo te iba a recomendar la peli también, pero se me adelantaron. Es de esas pocas que son fieles al libro y por ello me gustó casi lo mismo que la novela.

Es de mis libros favoritos desde que cayó en mis manos, entonces me flipé y se lo recomendé a todo Dios. Resultado: nadie me hizo caso, pero este año van y nos lo mandan en Literatura y se lo lee todo el mundo y dicen "qué guaaay" ¬¬. Moraleja: nunca es tarde, pero hay que hacerle caso a Bea antes xD.