viernes, 2 de enero de 2009

Hogares

Para mi amigo Loren.

Elige un lugar para vivir que no sea una casa.
Si me trasladasen esta especie de orden alguna vez, creo: primero, que me asombraría hasta límites insospechados -nadie se lo esperaría nunca-, y segundo, que sé cual sería ese espacio acondicionado para la vida con el que me quedaría.

Quizás alguno de los que estáis leyendo esta entrada, os hayáis preguntado lo mismo: "¿Qué lugar sería en el que me instalase? Al principio se os habrá antojado difícil la respuesta, pero hombre, haced un acto de imaginación. No creo que os pase.
Mi lugar, volviendo al tema, sería una biblioteca o una casa del libro, porque, para mí, lo tiene todo: acción, historias, amor, infancia... No se necesitaría ningún tipo de ambientador, pues los libros huelen bien -como alguna vez os conté. Dormiría entre páginas y estanterías, o incluso -si lo tuviese- en uno de esos sillones-butacones de lectura. ¿Por qué no? Para comer, sería muy bueno alimentarse con algún buen libro de recetas, pues sólo viendo las fotografías de los platos ya se siente uno bien alimentado.
Olvídate del embrollo de la calefacción y todo eso. Allí no hace falta, el calor está asegurado. No hablo de quemar libros, ni mucho menos, pues como apunta Manuel Rivas, los libros arden mal. Hablo de la calidez que dan los libros, y más cuando puedes digerirlos al calor de un radiador o una estufa en los pies.
La vida está asegurada allí, sin haber hablado aún de la lectura, elemento tan importante en la vida de algunos, entre los que yo me incluyo. Así que, si al leer mi cuestión te planteaste por qué lugar te decantarías; yo te ofrezco cual sería mi hogar, por si te sirve de ayuda.

7 comentarios:

Loren dijo...

Joder, muchas gracias. Me ha hecho mucha ilusión y, además, me ha encantado la entrada.

Yo tengo un texto escrito, pero se jodió la conexión y no pude colgarlo.

Un fuerte abrazo.

Loren dijo...

Ah, por cierto, una recomendación literaria: Una casa de papel. Es sobre un hombre que decide construirse una casa a base de libro, los cimientos, las paredes, todo.

Es muy breve y bastante buena.

LaPekeñaSerly dijo...

=)

Me encantan los textos dedicados, este especialmente. Si sumamos a la "casa del libro", un ventanal enorme donde se viera el mar, probablemente, ya tendría yo un hogar acondicionado para uso y disfrute.

¡Qué idea tan original! Nunca me plantee otro lugar donde vivir que no fuera mi casa..aunque a veces pienses lo contrario!! ;-)

Un beso goridot para loren y para tí!

Dani dijo...

Pues sí, la verdad es que es una gran idea. Incluso echaba en falta el aseo, pero en una casa del libro ese problema está solventado.

Me gustó mucho el texto, Txetxu. No se me ocurriría otra dedicatoria mejor para Loren.

Un abrazo!

P.D. Loren, me extrañó ver que la mayoría de blogs de por aquí linkeaban a unos "Apuntes sobre Fin de Año" entre el día 30 y el 31. Veo que esa era la causa. Otro abrazo para tí y para Serly.

MOT dijo...

Yo el concepto del hogar como alguna vez te comente no lo tengo muy sólido, y por eso quizás ese lugar que aquí pintas sería idóneo para vivir.. en mi caso, una temporadita :D

un besito para todos

Loren dijo...

Ya he colgado el texto que escribí justo antes de las uvas.

Un abrazo,

TXETXU dijo...

Loren: Me gusta mucho el título y el argumento de ese libro. La buscaré. No me des gracias por el texto, tenía ganas de hacer dos dedicaciones: esta y la próxima entrada. Ya leí el texto. :)

Un abrazo.

Serly: Si tuviese esa ventana sería maravilloso, sin lugar a dudas. Yo también apuesto por ello. Un besazo.

Dani: Gracias como siempre por pasarte y por tus palabras Dani. Me alegro de que te gustase. :)

María: Una temporadita, una vida, dos minutos... ¿quién sabe cuánto duran las cosas? Un beso.