martes, 23 de septiembre de 2008

La novia cadáver, de Tim Burton y Mike Johnson

Al más puro estilo Tim Burton, La novia cadáver es una película de animación muy lograda, fotograma a fotograma, que además cuenta con un doblaje oríginal espectacular (Johnny Depp, Helena Bonham Carter, Christopher Lee; y un amplio abanico de actores que prestan su voz a los cadavericos muñecos de la cinta).
Victor Van Doort llega a un pueblo oscuro en pleno siglo XIX para aceptar en matrimonio a una joven de buena familia: Victoria. Tras el ensayo de la ceremonia, nefasto para Víctor; éste huye y pronuncia sus votos en un bosque. Entonces, entra en escena la novia cadaver, que lo lleva a un infierno muy particular, donde se las ingeniará para resolver la situación.
La novia cadáver, que vivía un maleficio desde que su anterior marido la abandonase, sólo podrá volver a vivir allí si la desposa algún novio que de verdad la quiera. Entonces, llevará a Victor a su lugar, en el que conocerá los habitantes de un infierno un tanto especial; mientras su verdadera futura mujer, Victoria, espera que regrese para casarse con ella.
La película es muy burtoniana, con gran similitud a Pesadilla antes de navidad, producida y guionizada por Tim Burton; y destacan mucho los toques personales que éste le aporta. Destacaría de la cinta, sobre todo lo demás, la diferencia entre un mundo real grisaceo y triste, frío; y un infierno animoso, en el que todo es fiesta y "cachondeo" entre sus gentes. Esta diferencia se plasma también en las dos novias, de las que, personalmente, me quedo con la cadaverica, mucho más viva que Victoria. Me encantó, además, el momento reencuentro entre habitantes del más allá y "vivos", aunque en esos momentos más emotivos, los directores rompían siempre el climax con alguna gracia absurda, que a veces verdaderamente hacía reír, aunque otras en absoluto.
En definitiva, esta película dista mucho de ser la mejor obra del director californiano; aunque en ella se deja ver la exquisita maestría con la que trata el género de animación. Merece la pena verla, aunque tampoco has de esperar una obra maestra.

4 comentarios:

Anita dijo...

-- ¿Se puede romper un corazón que ha dejado de latir? --

A mi me gusta mucho! Como todas las pelis de Burton es... diferente!

Un beso!

Rosalie dijo...

A mí me gustó, y me quedo con el "Remains to the day" o algo así, el jazz de los esqueletos, muy en la línea de la canción de Ooogie Boogie de Pesadilla. La historia es bonita, y lo de lo momentos emotivos es verdad... el problema, como todo Tim Burton, es lo mediatizadísimo que está (se tira un decadente pedo y ya está haciendo eco la prensa, en fin). Pero la película se disfruta, no cantan mucho, la música es preciosa y ¡ay, Bonejangles, qué amor de esqueleto!

¡Saludos huesudos :P!

**Uxia Romasanta** dijo...

A mi lo que me gusta mucho esq siempre que ves que he publicado allí vas.Muchas gracias y espero poder mandarte el original para que compares.
Besos Ourensanos.Uxía.

LaPekeñaSerly dijo...

un aplauso para anita y su frase preciosa de la peli.

Yo me quedo con el contraste del mundo gris de los vivos, y la policromía de submundo.