jueves, 11 de septiembre de 2008

Farenheit 451, de Ray Bradbury

Farenheit 451: la temperatura a la que el papel de los libros se inflama y arde. Así es, en un futuro próximo, una patrulla de bomberos con el emblema del 451 y la salamandra en el brazo, realizan una labor no muy propia de su trabajo. En ese entonces, los bomberos han cambiado su cometido, y en lugar de sofocar llamas, las provocan, contra los libros; porque está prohibido leer y pensar, ya que según el gobierno impide ser feliz, y no es posible, hay que ser feliz obligatoriamente, sin excusas, suponiendo el incumplimiento de estas órdenes consecuencias nefastas.
En esta obra, Ray Bradbury crea un futuro muy desalentador, dominado por las innovaciones tecnológicas y los nuevos inventos. Dice el autor: El tiempo se ha dormido a la luz del sol del atardecer. En esa situación se encuentra Montag, uno de los bomberos que se dedican a quemar libros; cuando conoce a una chica peculiar, Clarisse McClellan; una muchacha que dedica su tiempo libre a pasear por el parque, a observar a la gente, y a vivir sin preocupaciones. Algo se activará en la mente de Montag, en lo que será el comienzo de la historia.
El autor crea una historia increíble en la que los verdaderos protagonistas, lejos de ser integramente Montag éste; son las personas con las que se encuentra en su andadura: Clarisse, que altera el equilibrio mental del bombero; Beatty, el antagonista, que ataca a Montag con gran lucidez; o Faber, el antiguo maestro de literatura, gran personaje.
Una breve narración, que constituye un reflejo de una sociedad inventada en un futuro, pero que guarda en su más profunda lectura, una crítica a la sociedad americana de los años cincuenta. Muy buena, ahora me queda ver la película que dirigió Truffaut sobre la novela, de la que me han hablado muy bien. Ya os contaré.

3 comentarios:

Rosalie dijo...

A mí me gustó mucho también, Ray Bradbury tiene una prosa que personalmente me atrapa. Te recomiendo, si aún no los has leído, "El parque infantil" (o "El parque de juegos", según traducción), y "La feria de las tinieblas", que aunque flojea un poco en el final, es algo más tenebrosa, eso sí, menos espectacular. Fahrenheit me marcó porque la enlacé con otras dos o tres hipótesis futuristas (a ver si sabes cuáles ;P) y cuando hablan de dejar una huella en el mundo, ay...

Ya paro, ya. En fin, buena lectura ;)

TXETXU dijo...

Es bastante bueno este libro. Apunto las otras dos que me has citado.

Me gusta esa conversación de la que hablas. Un beso Rosalie.

José Vieyra dijo...

Hola:

Cuando tenía ya el libro en mi mesa pero antes de comenzar a leerlo llegué a tu blog y vi esta reseña, admito que no la leí completa por temor a arruinar algo de la novela, al terminarlo (en un día) regresé a tu blog y me veo obligado a decir que me ha encantado la novela, simplemente genial, de hecho escribí algo también en mi blog acerca de ella, si puedes pasar a leerlo.

Saludos y buen blog, estás en mis favoritos para regresar y ver tus críticas con las cuales casi en su totalidad estoy de acuerdo.

Saludos!