miércoles, 8 de octubre de 2008

Pequeño ensayo sobre la felicidad

Los elementos que componen la fórmula de la felicidad son variopintos, y los esenciales están constituidos, generalmente, por cosas que aparentemente son ínfimas. El mundo de los pequeños detalles. Así, por muy rico que se considere uno -sea cual sea la moneda en la que hablemos-; encuentra la felicidad en pequeñas situaciones de la vida.
Esto puede querer decir muchas cosas -la mayoría de veces no sé a dónde me llevará la senda que tomo al escribir-, pero no me pueden negar que sea cierto. De esta manera una persona encuentra la felicidad en acciones tan simples, y a su vez necesarias, como ayudar a una persona, sujetar la puerta en el metro y que te correspondan con una sonrisa y un "gracias", o una visita inesperada en una tarde de otoño, entre otras.
Solamente se trata de buscarla; de no cerrarse y no querer mirar, para no encontrarla. Se suele dejar ver, no se esconde. Cuando la gente la encuentra, está más radiante, más guapa, y sus ojos adquieren un brillo especial, encantador. Me gusta advertir la felicidad en los ojos de la gente. Otro pequeño detalle, que hace grande la vida. Y es que, como dice Antonio Gala: la felicidad consiste en darse cuenta de que nada es demasiado importante. Serán las pequeñas cosas...

5 comentarios:

Anita dijo...

Las cosas pequeñas... no hay nada más grande.

Me ha encantado y, por yo que se qué, me siento identificada. :P

Otra de las ventajas de la felicidad es que, cuando encuetras aunque sea una pequeña dosis, es más fácil de contagiar.

Sonríamos cuando nos sorprendan esas pequeñas felicidades. Quién sabe, tal vez la respuesta sea otra sonrisa.

Un beso muy grande!

Anónimo dijo...

Yo creo que siempr lo hemos dicho todos, que con las pequeñas cosas es con lo que somos felices. Luego al final esas pequeñas cosas son las que se acaban echando de menos cuando dejas de hacerlas.

me gusto mucho la actualización de hoy.

Un beso con una gran sonrisa de felicidad.
Bea

Loren dijo...

Siento ser pesimista al respecto, pero opino sobre la felicidad lo mismo que Chéjov: ni existe ni podemos alcanzarla, sólo desearla.

Un abrazo.

Mot dijo...

txetxu y loren, puntos de vista antagónicos y extremistas. La felicidad es algo filosófico, algo que podemos sentir a pinceladas... ¿quién está seguro de conocerla, y no sólo una parte, un color de ese gran lienzo? Es bonito sentirte feliz y saber, que aún no la viste por completo.

TXETXU dijo...

Anita: El mundo se compone de pequeñas cosas. Me gusta contagiarme de la felicidad de los de mi entorno.
:) Un beso.

Bea: Cierto, de hecho yo creo que lo único que se hecha de menos en realidad es eso. Un beso. :)

Loren: Si que es pesimista, si. Pero bueno, puede ser otra opción. Para eso está hecho esto, para dar opiniones. :) Un abrazo amigo.

Mot: En verdad tienes razón, saber que todavía te queda por descubrir te empuja a vivir nuevas experiencias en busca de ella. Un beso. :)