martes, 5 de mayo de 2009

Breve sobre la condición de la vida

A L. R. G.

La vida es perra, amigo, y tú y yo ya lo sabíamos de sobra. Pero tenemos que darle gracias aún por seguir permitiéndonos ver una nueva tormenta desde el umbral de la ventana, o porque nos concederá, al menos, otro amanecer rojizo. O por ese otro café que nos dejará tomarnos juntos cualquier día.
Es sombría, pero aún teniendo esta condición de oscurantismo, suele dejar entrever luces entre la negrura. Como un faro que nos señala el camino menos tortuoso, para que, al menos, finjamos ser felices con algo de coherencia.
No tratemos de entenderla, pues no está hecha para eso. La vida es perra, sin más, es una cualidad inherente a su condición de vida. Hay cosas que duelen, pérdidas, traiciones, caídas, pero tú y yo sabemos que siempre queda algo por lo que seguir. Un abrazo que recibir, una mano de ayuda tendida.

6 comentarios:

Pablo dijo...

Precioso hermano, seguro que le encanta tanto como a mí.

Un abrazo de los mas grandes

Diego dijo...

Amargo como el café, pero con un buen sabor de boca, como el café ;)

un abrazo!!

Rosalie dijo...

Muy bueno, de lo mejor que te he leído. "Para que, al menos, finjamos ser felices con algo de coherencia." (eso, sobre todo).

Por cierto, a ver si te gusta Corazón tan blanco (a mí me gusta más Mañana en la batalla... creo que te lo dije ;)).

Saludos, y suerte.

Lucía N dijo...

¡Qué alegría, una cara conocida!

También le he echado un ojo a tu espacio, me gusta. Café y libros, combinación perfecta, ya sabes.
Es de una sensibilidad especial esta última entrada.

Te linkeo para próximas visitas.

Un saludo.

:)

Loren dijo...

Muchas gracias. De verdad. Es reconfortante saber que uno tiene personas como tú a su alrededor.
Ya estoy de vuelta. Un fuerte abrazo.

TXETXU dijo...

Pablo: Gracias amigo. La verdad que este texto lo escribí por y para él, simplemente.

Diego: Amargo como la vida, pero con buen sabor de boca, como la vida ;) Un abrazo.

Rosalie: De momento me gusta más Mañana... pero este me está gustando bastante. Gracias por tu halago. Un beso. :)

Lucía: A mí también me alegro verte por aquí, y mucho.

Loren: Y reconfortante para mí saber que puedo ayudar a gente como tú, ya sabes. Un abrazo fuerte.