jueves, 6 de noviembre de 2008

Pequeño manual de las miradas

Desde que practico el arte de fijarme en los detalles, hay una cosa que me llama la atención especialmente. Las miradas. ¿Qué tienen las miradas? Hay una canción que dice: una mirada no dice nada, y al mismo tiempo lo dice todo. ¿Verdad que es una definición acorde con lo que significa en multitud de ocasiones una?
Miradas hay muchas, eso es cierto. Existen aquellas que son despreocupadas, sin motivos aparentes, sin destinatario que la reciba. Las que son de complicidad, a menudo acompañadas de un gesto amable, como un guiño. Personalmente, me encantan, las que más, las miradas entre dos personas que no se conocen; pero se han gustado al verse, sentada una enfrente de la otra, momentos antes -quien sabe- de entablar algún tipo de relación. Esas son las más líricas. La vista clavada en el papel, y en los ojos del enfrentado, a la vez, en una constante alternación de ojos al papel - ojos a los ojos. Pura poesía.
En una tarde de viaje sobre los raíles chirriantes de Madrid, encuentro millones de tipos. Miradas de asombro ante personas que entran sin cesar; de deseo de un chico por una chica, que no sabe ni que alguien la está mirando. Miradas perdidas, inquietantes, fotográficas; en su máxima concepción artística. Miradas apasionadas, auténticamente de tango, fijas, sin pestañeo alguno, en las que la tensión se corta con un hálito de voz callada. El primer beso no se da con la boca, sino con la mirada. Y este baile perfecciona esta disciplina.
Me permito el lujo de dar cierre a estas palabras con otras que dijo Shakespeare: Las palabras están llenas de falsedad o de arte; la mirada es el lenguaje del corazón. He dicho.

6 comentarios:

LaPekeñaSerly dijo...

"El primer beso no se da con la boca, sino con la mirada"

Hay miradas que matan y otras que dan la vida.

Por lo que a mí respecta, me encanta perderme en ellas.

Bonita reflexión!

Un beso, acompañado de una mirada, te dejo que elijas el tipo.

Pablo dijo...

Pienso como Serly: "El primer beso no se da con la boca, sino con la mirada".
Precioso escrito cargado de la curiosidad del buen escritor y fotógrafo.
Un abrazo.

María Oliva Torezano dijo...

las miradas junto a las sonrisas son las expresiones máximas de las personas... me encantó el detalle de que hoy repararas en ellas.


igual, olvidaste que las hay trites, tanto que conmueven...


un besin

Leteo dijo...

Menudo temazo "Una palabra", eh?

Me ha gustado lo que has dicho: "El primer beso no se da con la boca, sino con la mirada"... los hay que se pasan el día besando, entonces.

Igual tiene algo que ver con este texto otro mío que se llama "Tus ojos"... Me gustaría saber tu opinión.

Un abrazo.

TXETXU dijo...

Serly: A mi también me encanta hacerlo. Las miradas son geniales e imprevisibles. :) Otro beso.

Pablo: Sabía que te ibas a fijar en el detalle fotográfico (estoy seguro de que tú también lo has pensado alguna vez, lo de las miradas perdidas). Un abrazo.

María: No lo olvidé, pero una mirada triste, dime si no está perdida. Las miradas tristes son a veces preciosas también. Un beso.

Leteo: No había leído nunca el texto Tus ojos. Leyendolo ahora, está claro que algo tienen que ver, aunque sean bastante distintos -en el tuyo te centras más en los ojos-, igualmente me gustó un montón. Un abrazo chaval, gracias por pasarte. :)

Artistalight dijo...

No podía ser de otra manera...tenía que ser preciosa la forma de describir lo que reflejan las miradas, de qué otra manera podía un cuentacuentos describir los sentimientos, felicidades :) fué bello tu escrito, entré en tu blog porque me encantaría saber cómo harías un manual para ser un buen cuentacuentos :) ya que doy clases de arte, creación vsisual y expresión y me encanta ver la mirada de fascinación de los chiquillos al oir un cuento con sus debidas inflexiones :)