sábado, 15 de noviembre de 2008

Fantástica injusticia

Lo injusto de la ficción son sus personajes; sobre todo su capacidad de crear sentimientos en los lectores, o espectadores, con sus vivencias. Si hablásemos del mundo y sus injusticias, esta sería de las de menor relevancia -a la vista queda-, y no tendría importancia ninguna en comparación con las infamias que se nos envían a diario, con destino a llenar la caja de cartas antiguas de nuestro cajón olvidado y polvoriento. Siento, en parte, que tampoco es justo que yo escriba este texto.
Quizás quiera cambiar algo en el mundo, y ese sentir sea una seña para empezar, aún no lo sé, soy incapaz de llegar a tal conocimiento. Pero sé que no existe ya la justicia... y no es justo. Como tampoco es justo que la Maga tan sólo divague entre las palabras y los delirios de Cortázar; y yo no pueda amarla, nada más que en mi imaginación. Injusticia: posiblemente si hiciesemos una lista sobre las palabras más nombradas por día, sería de las primeras -niños, adolescentes, adultos; quién no ha dicho alguna vez: esto es una injusticia-, pero en realidad, ¿qué importa eso ahora? O más bien, ¿a quién le importa?
¿Dónde está Amelie Poulain? ¿Por qué creó Jeunet una persona que solamente da esperanzas vanas de encontrar alguien que no existe en mi realidad, nuestra realidad? Sigo pensando que no es justo poder enamorarse perdidamente de personajes de cine o de novelas; aunque es, a su vez, algo bello. Una especie de amor imposible, idealizado, que nunca se consagrará como tal.

6 comentarios:

Loren dijo...

Yo también estoy totalmente subyugado por la Maga. Temo que tendremos que batirnos en un duelo por las calles del Barrio Latino, querido Chechu. Aunque uno de los dos se quede sin la Maga, siempre podrá disfrutar de las calles y de los rincones de la ciudad de la luz.

Un abrazo.

P.D. Esta noche, me tomaré una ginebra a tu salud.

MOT dijo...

no se si en realidad piensas así o fue un día que te arrebató el optimismo... es evidente que existe la idealización, pero creo que hasta que no llegue el último día de tu vida no podrás decir que aquello por lo que sueñas, que eso que ves en películas o lees en libros no se cruzará alguna vez en tu camino... cuántas veces oí...¡estó es de película! =) no te desanimes...


... y doy fe que Amelie... existe...ahora voy a verlas para cerciorarme aún más.


(K)beso

MOT dijo...

ah! fuiste el contrapunto de mi texto.

LaPekeñaSerly dijo...

Cada uno ve la vida según como quieren sus ojos en ese momento. Si vives un momento difícil, todo te retrae a lo injusto.

Sí la vida es injusta, pero lo bonito de esta afirmación es no quedarse en el término e ir más allá. Porque si algo es injusto, más injusto es sólo enunciarlo como tal. Si no hacemos nada para cambiarlo, entonces, además de injusto es patético.

Con respecto a la unión entre esto y los personajes fantásticos te diré que todos ellos están basados en personajes reales, y lo bonito es buscarlos. En tu camino encontrarás miles de Amelies, pero hay que saber mirarlas con el prisma adecuado.

Cada persona tiene algo de personaje (de hecho solo hay que ver que vienen de la misma palabra)
Tu labor es encontrarlos entonces.

además

que yo sepa...

tú creías en la magia.

Un beso (madre mía que royo te solté, no cabe duda entonces, de que me gustó mucho el texto) =)

Ele dijo...

Peor es lo mío que siendo chica me enamoró la Maga y siempre me he sentido más Oliveira. Perdón por colarme en tu casa.

Ana dijo...

Estoy con MOT. No puedes negar que algo no se cruzará en tu camino hasta que tu existencia haya acabado.
Hoy en día, puedes no encontrar nunca a ese tipo de personas... O puede que tu mirada y la suya se crucen al doblar cualquier esquina, o entre dos andenes justo antes de ser cortadas por el paso de un tren.
Piensa que uno nunca sabe qué sorpresas tendrá preparadas la vida.